Historias de Vida

Lucas (8) tiene discapacidad mental leve con trastornos del lenguaje a consecuencia de un sufrimiento fetal durante parto. Vive con sus padres y abuelos en la ciudad de Montero del departamento de Santa Cruz. Lucas ingresa al programa de Fundación Liliane en el año 2011, presentaba trastorno de lenguaje y conducta, se mostraba muy inquieto (hiperactivo), aspecto que dificultaba la relación con otros niños. Tenía problemas en la motricidad fina; trazos inseguros y discontinuos.

Leer más: Inclusión educativa con el compromiso familiar

Brenda (7) tiene Hipoacusia severa y retraso general en el lenguaje. Vive junto a sus padres y sus dos hermanos. Según la madre los primeros años fue difícil para la familia le aceptar la discapacidad de Brenda, la niña se desesperaba, renegaba, lloraba y pellizcaba a los padres cuando quería algo o tenía hambre”. Debido a su pérdida auditiva, le costó adaptarse y tuvo muchas dificultades para comunicarse. Los padres no sabían cómo responder. “Cuando entró al Jardín de niños su profesora nos dijo: llevátela no más, porque no me entiende y no me hace caso”. Expresó la madre

Leer más: Llevátela nomás

Las unidades educativas de Bolivia no cuentan con un sistema para identificar casos de niños o niñas con alguna discapacidad mental, los profesores y los padres suelen percatarse cuando el niño ha repetido más de dos o tres años un mismo grado. Alex tiene discapacidad intelectual moderada y es uno de los muchos casos de niños que están en las Unidades Educativas y que por desconocimiento se les etiqueta con un sinfín de adjetivos, para indicar su retraso en el aprendizaje.

Leer más: Alex ya sabe leer y escribir

Enlaces de Interes

Acceso Administrativo

Siguenos